Macri busca revertir su imagen en el Conurbano impulsando la obra pública

Locales 04 de abril de 2019 Por
Los Ministerios de Transporte e Interior pondrán en marcha un plan de finalización de más de 300 obras de infraestructura en el Gran Buenos Aires para tratar de recomponer la alicaída figura del candidato de Cambiemos.
Macri Vidal

En medio de una crisis económica que no parece mostrar signos de mejoría, la imagen del presidente Mauricio Macri se encuentra en caída libre, alcanzando picos de más del 70% de rechazo en el Conurbano bonaerense. A algo más de medio año de las elecciones de octubre en las que todavía afirma buscar su reelección, necesita desesperadamente tomar medidas que frenen un poco esa dinámica negativa. Así, a pesar del recorte de fondos para obra pública acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno nacional, en acuerdo con el bonaerense, decidió acelerar la finalización de más de 300 proyectos de obra en curso en el Gran Buenos Aires. Casi una veintena de ellas se encuentran en La Matanza.

Entre las obras a finalizar en el Conurbano bonaerense, el marco de la campaña electoral, se cuentan el asfaltado de calles principales, estaciones de Metrobus, instalaciones de agua y cloacas, viviendas sociales e infraestructura contra las inundaciones. Los ministerios que se harán cargo de la puesta en marcha del plan y de su seguimiento son los de Transporte, de Guillermo Dietrich, e Interior, de Rogelio Frigerio.

El plan de obras se complementa con millonarias inversiones en publicidad que, en forma oficial o extraoficial, el Gobierno instala en redes sociales para buscar contrarrestar el impacto negativo de las crecientes cifras de pobreza, desempleo o cierre de empresas y locales, que dan cuenta de una profunda recesión económica.

El ministro Frigerio detalló: “Estas son todas obras que prometió el presidente Macri. Junto a la gobernadora María Eugenia Vidal estamos sosteniendo con mucho esfuerzo los niveles de ejecución para avanzar con el plan de infraestructura más ambicioso de la historia que va a darle soluciones concretas a los bonaerenses”. Y añadió: “Tenemos que seguir estando encima de la ejecución y los avances de las obras. Creo que la coyuntura macroeconómica no tiene que distraernos ni un minuto de la gestión y de las cosas que le cambian la vida a la gente para bien, como la inversión en infraestructura que estamos llevando adelante con transparencia y en tiempo y forma como nos comprometimos con los vecinos de la provincia”.

Las obras a ejecutar también se han definido con algunos criterios electorales, buscando apoyar a candidatos oficialistas con problemas de gestión o esmerilar por esa vía a los opositores que buscan consolidar poder en distritos ajenos a la alianza Cambiemos. Así, de las 101 obras planeadas por la empresa estatal de agua AySA, 18 estarán en Quilmes, donde además hay en curso otras obras de desagüe y un Metrobus (distrito donde el macrista Martiniano Molina peleará por una difícil reelección), 14 en La Matanza (uno de los principales bastiones kirchneristas), 10 en Almirante Brown, 8 en Tigre, 7 en Lanús, 6 en Esteban Echeverría y 5 en Avellaneda.

La Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica confirma 12 obras en ejecución en el Gran Buenos Aires, entre las que se cuentan el saneamiento del arroyo Salguero (Merlo), la reconstrucción del arroyo Maldonado (La Matanza) y la estación de bombeo del Arroyo del Rey, en el partido de Lomas de Zamora.

Está claro que la obra pública será uno de los principales ejes de campaña del oficialismo en el Conurbano, a falta de otras buenas noticias que brindar a esa población de más de 12 millones de personas cuyas preferencias electorales suelen definir las elecciones tanto a nivel provincial como nacional.

Te puede interesar