Caso Cagliero: Continúan las movilizaciones pidiendo justicia y la libertad de uno de sus amigos

Tres de Febrero 17 de julio de 2019 Por
Familiares del músico asesinado por la policía movilizaron a los Tribunales de San Martín para exigir celeridad en la causa y la libertad Ángel Gramajo, quien manejaba la camioneta baleada, que continúa detenido.
cagliero

Los familiares de Diego Cagliero, el joven asesinado por la policía el pasado 19 de mayo en el Martí Coronado, se movilizaron este martes a los tribunales de San Martín para reclamar Justicia en el caso del joven músico y también la libertad de Ángel Bramajo, el dueño de la camioneta donde viajaban, que aún sigue detenido.

El pasado 19 de mayo, móviles policiales interceptaron a la camioneta donde viajaba Cagliero con un grupo de siete amigos para ir a un ensayo de una murga y, según comprobaron luego las pericias, realizaron por lo menos 12 disparos sobre el vehículo, uno de los cuales le costó la vida al joven músico de 30 años. Los policías argumentaban que se trataba de prófugos de un robo a un supermercado y que incluso desde la camioneta habían disparado contra los agentes, lo cual gracias a cámaras de seguridad y otras pericias se demostró falso. El intendente Diego Valenzuela en un primer momento avaló la versión policial de un operativo sobre una camioneta en fuga desde su cuenta de Twitter.

A principios de julio fueron detenidos los oficiales Rodrigo Canstatt (imputado por homicidio agravado, porque la bala que le quitó la vida a Cagliero salió de su arma) y Sergio Montenegro (imputado por homicidio agravado en grado de tentativa, por haber efectuado disparos que hirieron a Mauro Tedesco, un amigo de la víctima), por orden de la fiscal de San Martín Gabriela Disnan, a cargo de la investigación. Su dictámen señala: “Los oficiales Canstatt y Montenegro actuaron con conocimiento y previsión del resultado que su accionar podía provocar en los ocupantes del rodado, hiriéndolos o incluso dándoles muertes como finalmente pasó con Tedesco y Cagliero. Aún así, los aquí sindicados realizaron múltiples disparos y causaron el lamentable resultado”.

La concentración comenzó a las 9 de la mañana en la Plaza Kennedy, de San Martín, para comenzar a marchar una hora más tarde hacia el palacio de tribunales del distrito, donde funciona la UFI 5, que lleva la causa.  Además de numerosos vecinos y amigos, los familiares de Caglieron estuvieron acompañados por un importante abanico de organizaciones sociales y gremiales, partidos políticos y organismos de derechos humanos. Estuvieron la Comisión de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Tres de Febrero, la Secretaría de DDHH de la CTA, representantes de SUTEBA y de ATE,el Movimiento Evita, La Cámpora, PO, PTS, MST y el Centro de Estudiantes de Ciencia y Técnica de la UNSAM, entre otros.

Adriana García, madre del joven asesinado, hizo uso de la palabra para plantear que no sólo movilizaban para pedir justicia sino también la libertad de su amigo Ángel, que continúa detenido como chofer de la camioneta de AySA que recibió los disparos policiales. La pareja del detenido, que además es único sostén de hogar, denunció que para intentar ocultar el caso de gatillo fácil, la policía habría "plantado" dos armas en el vehículo: “Quisieron tapar ese hecho con la implantación de 2 armas en la camioneta de Ángel, pero todo ya salió a la luz”.

Te puede interesar