Magario visitó una fábrica de Esteban Echeverría y cargó contra Vidal

Locales 11 de julio de 2019 Por
La intendenta de La Matanza visitó una fábrica de estructuras metálicas en Esteban Echeverría en compañía del intendente Fernando Gray y aprovecharon para cargar contra la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.
Magario

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, visitó una fábrica de estructuras metálicas en el partido de Esteban Echeverría en compañía del intendente Fernando Gray y aprovecharon para cargar contra la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

En el marco de su campaña bonaerense, como integrante de la fórmula que integra con el ex ministro de Economía Axel Kicillof para disputarle la provincia de Buenos Aires a la gobernadora Vidal, Magario visitó la fábrica ENG, de la localidad 9 de abril, especializada en la construcción de estructuras metálicas.

Estuvo acompañada por el intendente local y presidente del PJ, Fernando Gray, quien planteó: “La gobernadora sale por la tele y en las redes, pero ¿dónde está y qué está haciendo para dar respuesta a esta realidad que nadie se merece?”. Luego insistió en la necesidad de sumar valor agregado a los productos locales y añadió: “Tenemos que cuidar promover y defender a las empresas porque son generadoras de fuentes de trabajo y prestigian a la región”.

Magario, por su parte denunció que “solo las grandes empresas con grandes tecnologías subsisten en esta etapa” y lamentó: “A diario asistamos al cierre de la pequeña y mediana empresa”. En ese sentido, la intendenta de La Matanza ratificó su compromiso para “reactivar la industria en la provincia porque es un motor esencial para recuperar el trabajo”.

Gray luego destacó la política del municipio en relación con las personas sin techo, diferenciándose de la política de Cambiemos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: “Desde el año pasado, el municipio implementó guardias nocturnas para ayudar a los vecinos en situación de calle, nosotros sí estamos al lado del que nos necesita”. Y añadió: “Empezamos alcanzándole comida y ropa. En un principio eran pocos, pero con el tiempo fueron más y más personas. Tuvimos que pedir un club y ahora por la noche ya tenemos la oficina de Desarrollo Social, donde las familias vienen a comer y también a dormir porque ponemos colchones para que no queden a la intemperie. Esto de tener familias enteras en la calle no nos pasó nunca”.

Te puede interesar