También en Hurlingham hay unas 15 escuelas con problemas de calefacción

Hurlingham 04 de julio de 2019 Por
Jorge Verón, titular del Consejo Escolar local, denuncia que el municipio se ve obligado a resolver los severos problemas de infraestructura de las escuelas ante la ausencia total de la administración provincial.
Verón

Alumnos de varias escuelas de Hurlingham sufren por la falta de calefacción, problema que desde el municipio y el Consejo escolar local atribuyen a la falta de mantenimiento de los establecimientos por la administración de la provincia de Buenos Aires.

Este jueves alumnos de distintas escuelas del distrito se acercaron al Consejo Escolar a reclamar por las muy difíciles situaciones de cursada, en plena ola polar. Fueron recibidos por el titular del organismo, Jorge Verón, y varios consejeros, que tomaron nota de los reclamos y sugerencias.

Después de la reunión, Verón manifestó: “En Hurlingham tenemos una situación preocupante, no digo grave, porque hemos podido adelantarnos gracias a un trabajo continuo que venimos llevando adelante desde el 2015 en poner en valor diferentes situaciones de infraestructura, como los techos, las luminarias, como fue el caso de varias escuelas que desde un mismo pilar salían conexiones para alimentar a varios establecimientos educativos”.

Y añadió, responsabilizando a la administración de María Eugenia Vidal: “Todo esto producto de que la provincia, esto es la Dirección General de Escuelas, no tenía y no tiene en cuenta estas situaciones de mantenimiento, que son propias de este servicio y que les estalló justamente por la falta de inversión y por toda esta política de ajuste que terminó provocando lo sucedido en Moreno el año pasado, cuando fallecieron Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, cuando estaban preparando el desayuno de los chicos de la escuela”.

Al respecto, Verón agregó: “Eso desató en términos reales una gran crisis en el sistema edilicio de todas las escuelas de la provincia, que además se incrementó a partir de las políticas de ajuste que viene llevando adelante el gobierno de la gobernadora María Eugenia Vidal, quien sub-ejecutó permanentemente los recursos en la provincia, lo que llevó a un deterioro muy rápido de los servicios educativos. Obviamente no hay programado por parte de la provincia dinero para afrontar -como se solía hacer al comienzo de cada ciclo lectivo- un mantenimiento del sistema de calefacción para afrontar la época invernal”.

Después de la tragedia de Moreno, la provincia había programado partidas para reparar las escuelas provinciales y se le pidió a los Consejos Escolares de cada distrito un informe con las necesidades de los distintos establecimientos (que en el caso de Hurlingham llegaba a 68 millones de pesos), pero luego pidieron un ajuste de esos presupuestos porque “era imposible” hacer esos desembolsos en el corto plazo. Así, el pedido se redujo a 36 millones, lo que fue aprobado por Provincia, pero finalmente, como confirmó Verón, se informó que se iban a pagar apenas 9,2 millones, “algo que todavía no se concretó, ya que hasta el momento no ha llegado un solo peso a Hurlingham”.

“En el distrito hay 109 establecimientos provinciales y en la actualidad unas 15 escuelas siguen con problemas de calefacción. En la mayoría son colegios que la provincia le ha cortado el servicio de gas por no cumplir con las normas de hermeticidad y que después no han acercado ningún tipo de soluciones, por lo que todavía estamos esperando respuestas. Para estas escuelas, la Municipalidad en conjunto con el Consejo Escolar, después de haber comprado más 500 estufas de gas nuevas, ahora está comprando una importante partida de estufas eléctricas para paliar en parte los problemas en estas escuelas que en la actualidad están sin gas”, concluyó el titular del Consejo escolar local.

Te puede interesar