Gravísimo: La docente acusada de abuso en Morón también trabajaba en un jardín de Ituzaingó

Morón 29 de junio de 2019 Por
Además de denunciar al María Auxiliadora por intentar encubrir los hechos y defender a la maestra acusada, los padres de los menores abusados denuncian que la docente también trabaja en un jardín de infantes de Ituzaingó.
Flor

Sigue creciendo el escándalo por abusos en contra niñas y niños de la salita de 3 años del colegio María Auxiliadora de Morón. Además de denunciar la intención de la institución de encubrir los hechos, los testimonios de los familiares dan cuenta de que Florencia Sanguinetti, la docente acusada de los abusos, también estaría trabajando en un jardín de infantes de Ituzaingó.

Este viernes un grupo de padres se concentró frente al colegio María Auxiliadora después de que se hicieran públicas por lo menos 9 denuncias (aunque se supone que los casos pueden ser muchos más) contra una docente de salita de 3 que tocaba en sus partes íntimas a sus alumnos y ante la indiferencia de la directora de la institución irrumpieron violentamente a la escuela privada para exigir respuestas.

La mamá que asentó formalmente la denuncia por el abuso contra su hija en la Comisaría de la Mujer, el jueves de esta semana, fue Erica Oliva. En diálogo con medios televisivos explicó: “Con los padres nos empezamos a movilizar porque el colegio decía que no iba a desvincular a la maestra y esto era lo que nos preocupaba. Así que ante la duda empezamos a juntar firmas. Justamente ayer una compañerita de mi nena le dice a la mamá que la seño le hacía cosquillas en la cola. Entonces yo le empiezo a preguntar a mi nena y ella me dice "Mirá, no te puedo contar porque me vas a retar"”.

La madre, muy angustiada, añadió: “Seguí insistiendo, jugando, hasta que en algún momento me dice que sí, que la seño le hacía cosquillas en la cola. Entonces se baja la bombacha y se empieza a tocar la cola, digamos la parte de adelante, en forma circular. Por la forma en que lo hacía, no es algo que hace un nene de tres años”. Ante esta situación hicieron la denuncia ante la Comisaría de la Mujer y el caso ya se encuentra en manos del fiscal de Morón Alejandro Martín Capello.

Mauricio, el padre de la nena abusada, relató: “Son varias denuncias sobre la misma docente. En el transcurso de los días, por un pasacalle que estuvo frente al colegio, los padres empezamos a indagar y nos encontramos con que son varios chicos los que fueron manoseados, abusados. Es duro. La nena decía que le hacía cosquillas de varias formas y en un momento se baja la bombachita y se empieza a tocar su partes íntimas con la mano y me dice que la seño la tocaba así. Es una nena de tres años. Yo trabajo mucho para que sea feliz, le doy lo mejor posible. Nunca en mi vida pensé que iba a pasar algo así”.

Luego denunció: “La primera impresión que da es que el colegio se quiere lavar las manos, porque la respuesta que tuvimos ayer en una reunión no decía nada. La señorita esa sigue trabajando. Nos enteramos después que hay un caso del año pasado y no se hizo nada. No se entiende cómo habiendo una denuncia la docente sigue trabajando. El colegio trabajó muy bien en tapar todo. Yo traigo a mis hijas al mejor colegio de Morón, trabajo muy duro para pagarlo, y nos encontramos con una cosa así. Yo la dejaba confiada”.

Diego y Claudia, un matrimonio que presentó una denuncia el año pasado contra la misma docente, confirmaron estos relatos y recordaron que fueron “la primera familia que vino a quejarse” al colegio, pero que las autoridades del mismo les decían “que esto que decía la nena era de afuera y no de la institución”. Diego detalló: “La nena nombraba perfectamente todo lo que le hacía la maestra, lo describía punto por punto, siempre relató lo mismo, nombró a los compañeritos, quién estaba, quién miraba, quién se tocaba, quién no. La maestra ésta también da clases en otro jardín de Ituzaingó, Tomás Alva Edison. Está ahí también ejerciendo. De las autoridades del María Auxiliadora no recibimos ningún apoyo. La otra familia cuya nena fue abusada el año pasado recién se animó a hablar hace un mes. Pero de acá adentro jamás nos dieron una respuesta, jamás estuvieron del lado de los nenes o de la familia, diciendo que en esta institución nunca podía pasar algo así de aberrante”.

El otro colegio en el que estaría trabajando la docente acusada sería el Tomás Alva Edison de Ituzaingó, de Avenida Brandsen 2940, cuyo jardín de infantes se conoce como “La Pluma Mágica”.

Claudia dio más detalles sobre el relato de su hija: “Mi nena cuenta lo mismo que la de ellos, nos decía las cosas que le hacía su seño, la seño Flor. Nos empezó a relatar cosas espantosas, que a un chico de tres años jamás se le podrían ocurrir, irreproducibles. Nos decía que la señorita la tocaba, que la tocaba muy fuerte, que ella le decía "Basta, seño Flor, eso me está doliendo". Y la seño después de hacerle eso la miraba porque quería ver si tenía sangre. Ella me decía que la seño le hacía cosas que a los niños no había que hacerles. Fue terrible escuchar a mi criatura decir eso. Mi hija lloraba, se hacía una bolita y no nos quería contar nada”.

 

Te puede interesar