Macri criticó el paro y afirmó que "volver al pasado sería autodestruirnos"

Nacionales 30 de abril de 2019 Por
Acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el presidente reinauguró la Planta Potabilizadora Donato Gerardi y cuestionó a los gremialistas que decidieron parar "en un momento tan dífícil".
Macri
- Prensa Presidencia

Acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el presidente Mauricio Macri presidió el acto de reinauguración de la Planta Potabilizadora Donato Gerardi, en la localidad de Punta Lara. Durante su discurso ratificó el rumbo económico definido por el Gobierno, más allá de las dificultades, y aprovechó para criticar el paro que están llevando adelante el Frente Sindical y las CTAs.

Macri inició su intervención planteando las virtudes del trabajo y cuestionando a los gremios que llamaron al paro en este momento “difícil del país”: “Mi viejo lo que me inculcó fue el trabajo, arrancar bien temprano, como estamos hoy. Y así elegimos este día otra vez arrancar trabajando. Otros, en un momento difícil del país, deciden parar. Nosotros no, estamos acá trabajando para construir ese futuro mejor para todos”.

Luego reivindicó las obras de infraestructura llevadas adelante por el gobierno nacional y el de la Provincia de Buenos Aires: “Nosotros en dos años y medio, desde que llegamos, evaluamos, miramos, y ¿qué hicimos?  Modernizamos, tecnificamos, ampliamos la capacidad de esta planta. Y, no es un relato, no es un cuentito, esto es de verdad. Esto es parte del cambio, del cambio que ustedes eligieron poner en marcha hace tres años y medio. Un cambio que decidió dejar de darle la espalda a cosas fundamentales de la vida de los argentinos. Tan fundamentales como esto, el acceso a tener, a partir de ahora, mayor cantidad de agua, mayor calidad, mayor seguridad”.

El Presidente luego reiteró la línea de muchos otros discursos del último tiempo sobre el error de buscar “soluciones mágicas” a los problemas nacionales: “Tenemos que construir porque sobre esas bases es sobre las que se desarrolla todo ese país que soñamos y nos merecemos. Sin atajos, sin mentiras, sin soluciones mágicas. Porque tantas veces nos han propuesto soluciones mágicas que después nos llevaron a la frustración, a la desilusión. Hoy esto es de verdad”.

En ese marco, Macri insistió con la transparencia con la que se lleva adelante la obra pública en su gestión: “Porque pensamos en los argentinos, no en que es lo que políticamente nos conviene. Y, esto que estamos haciendo también se puede hacer porque pensando en la gente cuidamos los recursos de la gente. Entonces, hacemos licitaciones transparentes, con las mejores empresas, las obras empiezan y terminan en fecha y cuestan lo mínimo y necesario”. Luego añadió: “Ahora estamos yendo a la raíz del problema, estamos sacando esas raíces podridas y llevando a cabo este esfuerzo de construir esos cimientos que encaminen a la Argentina hacia un futuro distinto, algo que nunca había pasado en décadas”.

Dando cuenta de la grave situación financiera de los últimos días, que llevó el riesgo país a superar los 1000 puntos en los mercados internacionales, planteó: “No es fácil dejar 80 años atrás, 80 años de ocultamiento, de mentiras, de corrupción, de promesas incumplidas. Todos sabíamos que no era fácil y este es el momento de demostrar cuánto coraje tenemos, cuanta convicción tenemos, en este momento, más que nunca, en que el mundo o los mercados están dudando si nosotros vamos a volver atrás. Se equivocan, nosotros aprendimos de lo que nos pasó, y queremos todos los argentinos encontrar nuestro lugar desde el trabajo, desde nuestra parte, para sacar a este país adelante”.

“Sabemos que el cambio es una aventura y como toda aventura tiene riesgos, pero ese cambio nos va a llevar hacia el futuro, y volver al pasado sería autodestruirnos, sería perder dos o tres generaciones más antes de volver a encontrar una oportunidad como la que el mundo nos está dando hoy”, concluyó.

Te puede interesar